Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 14, 2012

Volver a los 17

Volver a los 17 A mis viejos, mi barrio, mis hermanos y hermanas mi vieja friulana obrera del vestido flamante aguinaldo obra social cagándose en aquel gath y chaves inglés que le había hecho poner guita para financiar la guerra contra italia fascista eso sí pero armada al igual que la alemania hitleriana y el franquismo español por aquellos que querían destruir la unión soviética mi viejo alsinero unidad básica de doña amparo en aquel gerli de los cincuenta en aquel cine en donde exigían a un muchacho con su novia entrar con corbata y saco y como no tenía se calzó el piloto y la corbata que mi viejo inspector de espectáculos públicos de la municipalidad de avellaneda le prestó hasta que terminó la función el gordo yaccarino compinche del turco agustín que me parió que aquel día nefasto de la fusiladora se calzó una cuarenta y cinco y se fue con una ambulancia a la plaza de mayo a defender a un perón que se había marchado tormo en la radio encendiendo ranchos de la cambicha gorjeando a los…

Ricardo Alarcón es el presidente del máximo órgano legislativo de la isla.

Por Carlos Aznarez


Ricardo Alarcón es el presidente del máximo órgano legislativo de la isla. Desde la experiencia que le da su cargo, y una larga militancia revolucionaria, analiza el actual período electoral en ese país. También aborda la lucha que Cuba y la solidaridad internacional generan por la libertad de los cinco antiterroristas cubanos, detenidos desde hace 14 años en Estados Unidos.

–Fuera de Cuba hay una idea de que aquí las votaciones son relativas en función de que existe un partido único. ¿Cómo es el sistema electoral cubano y cuáles son sus valores, hablando en términos de democracia? –Nosotros estamos ahora en un proceso electoral. Esa es una de las diferencias fundamentales con el modelo en boga, con el supuesto paradigma. La esencia del sistema de comicios en el mundo occidental contemporáneo implica que los electores, que no son todos los ciudadanos sino una par…